COLONOSCOPIA

iimages

 

 

 

 

 

 

 

¿Qué es una colonoscopia?

La colonoscopia es una exploración que permite visualizar todo el intestino grueso y la parte final del intestino delgado (íleon terminal), utilizando un tubo flexible con una cámara electrónica que se introduce a través del ano.

Para la realización de la exploración se le administran fármacos para que no resulte molesta. Al finalizar, puede experimentar  sensación de presión abdominal, con necesidad de evacuar su intestino. Estas molestias son banales y se resuelven en un periodo corto de tiempo, normalmente con la expulsión de gases.

Si al realizar la exploración se encuentran lesiones sospechosas, es muy frecuente tomar una muestra de estas lesiones (biopsia) para realizar una diagnóstico anatomopatológico.

Para poder realizar la exploración, es necesaria la limpieza completa del intestino grueso. Para ello, 3 días antes seguirá una dieta exenta de fibra y deberá ingerir un preparado laxante previamente a la prueba. En caso de que deba tomar alguna medicación, lo hará cuanto antes, ayudándose si es necesario de pequeños sorbos de agua.

Es preferible que informe a su médico de la medicación que toma, sobre todo cuando se encuentra bajo tratamiento con fármacos que afectan a la coagulación (aspirina, etc.).

.

¿Cómo se realiza?

Durante la colonoscopia se pueden tomar pequeñas muestras de mucosa (biopsias) y en caso de detectar pólipos pueden ser extirpados usando un electrocoagulador. Además, pueden administrarse sustancias esclerosantes u otros métodos de coagulación para el tratamiento de focos de hemorragia, bandas elásticas para el tratamiento de hemorroides, dilatar zonas estrechas, etc. Ninguno de estos procedimientos adicionales suele provocar dolor.

.

¿Qué riesgos tiene?

Las complicaciones son raras, menos de una por cada 1.000 exploraciones, pero pueden requerir un tratamiento urgente e incluso una intervención quirúrgica. Estos riesgos son algo más altos cuando la colonoscopia se utiliza con aplicación terapéutica (extirpación de pólipos, dilatación de estenosis, etc.).

 

Consejos después de la colonoscopia

Es conveniente acudir acompañado, ya que la medicación administrada puede alterar sus reflejos y su capacidad sensorial. Durante el resto del día, evitará conducir coches u otro tipo de vehículos o tomar decisiones importantes. Es deseable un descanso domiciliario tras la exploración y después realizar una dieta suave el primer día, pudiendo comer con normalidad pasadas unas horas.

staticPageTransition
Perhaps the network unstable, please click refresh page.