HELICOBACTER PYLORI

imaaages

 

 

 

 

 

 

¿Qué es el helicobacter pylori?

El Helicobacter pylori es un bacilo Gram negativo curvado que se encuentra en la mucosa gástrica del estómago humano y que se ha asociado con diferentes enfermedades digestivas. La implicación de esta bacteria en la gastritis crónica, su asociación con la úlcera gastroduodenal y su inclusión por parte de la IARC en 1994 (Grupo de estudio del cáncer, perteneciente a la Organización Mundial de la Salud) entre los agentes carcinógenos tipo 1, la ha convertido en uno de los microorganismos de mayor interés en patología humana.

¿Cómo se adquiere la infección?

La infección se adquiere por vía digestiva y una vez adquirida se mantiene a lo largo de la vida a no ser que se realice un tratamiento adecuado. Se calcula que solamente uno de cada 10 portadores desarrolla patología en relación con la infección. Por este motivo, actualmente no se recomienda buscar la infección y mucho menos realizar tratamiento en individuos que no presentan molestias digestivas.

 

¿Cómo puede esta bacteria producir una úlcera?

El mecanismo exacto por el que el Helicobacter pylori induce la aparición de úlcera no resulta desconocido. Los estudios más recientes sugieren que la presencia en el duodeno de cepas de bacterias especialmente agresivas y capaces de producir toxinas que pueden lesionar directamente las células superficiales se relaciona con la aparición de úlcera. También sabemos que es necesario que el estómago produzca ácido y que algunos factores predisponen a la aparición de úlcera, especialmente el consumo de tabaco y los fármacos antiinflamatorios.

 

¿Cómo se diagnostica la infección por Helicobacter Pylori?

El diagnóstico se puede realizar por dos tipos de métodos. Los que necesitan de una gastroscopia se denominan invasivos y los que se pueden realizar sin endoscopia no invasivos. Si se realiza una gastroscopia se toma una muestra de tejido del estómago para el estudio anatomopatológico o para realizar una prueba rápida (que se denomina test de la ureasa). En caso de que no se necesite gastroscopia hay varias técnicas que se pueden realizar: test del aliento, detección de anticuerpos para Helicobacter en sangre o detección de antígeno en heces. Es importante saber que la mayoría de las pruebas se alteran si el paciente está tomando antibióticos o medicamentos antisecretores como el omeprazol o similares.

 

¿En qué casos hay que realziar tratamiento de la infección?

Se debe realizar tratamiento a todos los pacientes con úlcera péptica, algunos tipos de gastritis crónica, linfomas gástricos tipo MALT de bajo grado, después de resección quirúrgica de cáncer gástrico. También se puede incluir el síndrome dispéptico o si el paciente lo desea. Por el contrario, si usted no presenta síntomas, no existe ningún dato actualmente que sugiera que es necesario buscar la infección ni hacer tratamiento para curarla.

 

¿Las molestias de estómago desaparecen eliminando la infección?

No todas las molestias de estómago se relacionan con la infección por Helicobacter pylori, incluso se discute si es preciso al eliminar la infección en pacientes con dispepsia. El médico ha de valorar individualmente los riesgos y posibles beneficios antes de iniciar el tratamiento de erradicación.

 

Una vez erradicado, ¿se puede volver a contraer la infección?

El tratamiento cura alrededor del 85% de los casos de la infección. Si el tratamiento es efectivo es raro volver a contraer la infección. En cuanto al control, en la mayoría de los casos no es necesario, aunque en ocasiones si se precisa dichos controles, por ejemplo en caso de úlceras que han causado una hemorragia o una perforación (lo que denominamos úlcera complicada) y algunos otros procesos.

staticPageTransition
Perhaps the network unstable, please click refresh page.